jueves, 25 de julio de 2013

Volver

De vuelta en Neuquén, salí buscando nuevos desafíos, y con la esperanza que algo me sorprenda en el camino, y así fue.
La mayor sorpresa fue lo duro del clima permanente en el intento al Huayna Potosí y la mala coincidencia de estar los días con mejor tiempo en el campo bases o en la aproximación al Sajama.
Esto dejó claro que en esta temporada la pelota la tenía la montaña, nevadas tras nevadas nos impidieron, dadas nuestras capacidades y decisiones personales por cierto, alcanzar los objetivos, la decisión de volver fue como es lógico un poco frustrante pero nos pareció inevitable.
En un momento, comenzada la segunda quincena de junio nos decidimos por visitar las vegetales zonas de las yungas.
Para bajar desde el altiplano seguimos el consejo de Hexit, un cubano radicado en La Paz que nos recomendó la agencia de bicicletas Barracuda, reservamos los lugares y nos fuimos a la pedaleada que comienza en la Cumbre a 4700 m.s.n.m. y termina en Yolosa a 1185 m.s.n.m. inmejorable experiencia. Sobre todo como se disfruta cuando la organización depende de otros, solo pedalear y dejar en manos de los organizadores las cuestiones operativas, lo disfrutamos a pleno, el ejercicio, las bicis, el grupo y sobre todo el desafío de las curvas sucediéndose sistemáticamente y el paisaje exuberante.
Después a Oruro, nos encontramos con la segunda sección de la expedición Guadalupe Rodríguez, Sandra Rodríguez, Raúl Cáceres, Hernán Carracedo y Leandro Casamayor. Un par de días en la ciudad y nos trasladamos a Sajama, con el objetivo de ir al volcán del mismo nombre. Otras vez el mal tiempo y la mala coincidencia. En tres cordadas salimos hacia la cumbre y junto a Sandra Rodríguez luego de abrir una extenuente huella sobre nieve volada y penitentes, alcanzamos los 6210 m.s.n.m. de los 6542 de la totalidad del Vn. Sajama, las condiciones de nuestro propio rendimiento y el suelo irregular y pesado nos impidieron subir en horario apropiado y al prudencia precipitó la decisión de desistir en el ascenso cuando habíamos superado todos los segmentos comprometidos del recorrido, claro el día tiene límite y lo respetamos.
Volvimos con la impronta de los grandes esfuerzos, cada uno contará su historia y lo hará para que nuevos montañeros se comprometan en expediciones. Lo harán aquí en ZONA DE AVENTURA por LU5 AM600.
Muchas gracias a quienes están atentos a estas cosas, un saludo a los que se arriesgan en la vida.

Toni Rodriguez.